NECESITO DE VUESTRA COLABORACIÓN.


Cualquier sugerencia, recuerdo o anécdota, así como material gráfico será recibido con gratitud. No dude en ponerse en contacto. Gracias a todos.

email: laciudadlineal@yahoo.es


TODOS LOS TEXTOS CONTENIDOS EN ESTE BLOG ESTAN PROTEGIDOS POR EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL.

12 de diciembre de 2010

EL CINEMA ROYALTY O ROYALTI. (Después conocido como Colón.)



En 1913 el empresario don Pedro Vilata Vals encargó un proyecto al arquitecto D. José Espelius, para un nuevo local de proyecciones cinematográficas que se edificaría en la madrileña calle de Génova nº 6. El local de planta completamente rectangular quedaría atrapado entre dos edificios complicando la planificación de sus accesos, los cuales fueron resueltos con acierto pero estrechando la superficie dispuesta para albergar a los espectadores. El edificio fue construido con ladrillo macizo y forjado de hierro siendo su distribución completamente simétrica.  José Espelius se decantó para la construcción de la fachada de este inmueble por los aires más vanguardistas del momento, plasmando en ella un rotundo estilo art nouveau con detalles del modernismo catalán. La fachada estaba compuesta por tres alturas, dos de ellas destinadas a vestíbulos y tránsito de espectadores y la tercera a la cabina y cuarto del proyeccionista. El arquitecto realizó en su fachada un gran hueco central rematado con un arco de medio punto en el que se instalaron grandes cristaleras que llenaban de luz los espacios, sobre este, unas gigantescas letras de piedra artificial resaltaban indicándonos el nombre del local, ROYALTY. La parte superior estaba rematada por palmetas modernistas y a ambos lados del gran arco dos jarrones. El hueco central estaba decorado por cuatro pilastras que lo dividían en tres huecos menores y sobre la puerta de entrada se extendía un balcón con baranda de hierro modernista que servía a su vez de marquesina.  

Alzado real del cine Royalty.


Proyecto de la fachada para el cine Royalti.
     
La gran puerta central daba paso al vestíbulo principal, muy pequeño y desde donde arrancaban dos tiros de escalera, bajo los cuales estaban instalados las taquillas y huecos de paso a otros vestíbulos longitudinales que recorrían la sala hasta su fondo y que servían  de desalojo y entrada al patio de butacas por medio de diez puertas laterales. Al fondo de sendos pasillos se encontraban los aseos para hombres y mujeres. En el centro del vestíbulo principal había otra puerta de entrada al patio de butacas, desde la cual nacía un pasillo que partía en dos la sala y corría hasta la pantalla.


Planta baja del local en su primera época.

El patio de butacas  tenía mucha pendiente hacia la pantalla evitando de esta forma la pérdida de visión, aunque dos columnas de forja que sujetaban el entresuelo suprimían varias localidades de las últimas filas. Contaba con un aforo total de 900 localidades. Interiormente la sala estaba decorada del mismo modo que la portada, esgrafiados modernistas sobre puertas y ventanas y trabajadas barandas de hierro en los palcos superiores. El techo de la sala era muy alto, inclusive demasiado alto lo que daba una sensación de pérdida espacial que el arquitecto solucionó colocando grandes lámparas de araña con tulipas de cristal. El techo tenía molduras de escayola y florones del mismo material. La pantalla de grandes dimensiones se encontraba ligeramente alzada del suelo dejando en la parte inferior un hueco para la orquesta que amenizaba las proyecciones e intermedios.[...] 

El resto de la información la podrán encontrar en la página 173 de mi libro "Cines de Madrid"

13 comentarios:

  1. Enhorabuena nuevamente por el artículo. Había oído hablar de este cine en su etapa "modernista" pero no había visto nunca imágenes. Es un edificio muy interesante y creo que muy desconocido por las generaciones actuales que ni siquiera imaginan que existió un local como éste en la calle Génova.

    Referente al frotón BETI JAI lo desconocía totalmente. He alucinado con las fotografías del mismo y con el estado de abandono en el que se encuentra. He firmado en la campaña de salvación del mismo. No se puede permitir la desaparición de un sitio como ese. Ya encuentro milagroso que haya sobrevivido hasta la actualidad.

    El libro de CIUDAD LINEAL me han prometido que en un máximo de 10 días llegará a mis manos. Si no me lo pudieran conseguir ya te lo haré saber. Espero que estés mejorado de salud y persevera en el blog que es de lo mejorcito y cada día más y más interesante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jordi, que tal? Muchas gracias por tu comentario, !Que madrugador!
    Efectivamente lo de la etapa modernista del Royalty parecía un poco bulo hasta que aparecieron estas miseras imagenes, pero creo que es suficinte para constatar la realidad. Como podeis observar no era tan recargado como Espelius lo proyectó, pero tenia esa impronta vanguardista que muy pocos edificios madrileños conservan. Bien es cierto que por cuantos lugares pasamos al cabo del día sin pensar en lo que hubo en su lugar. Más de una sorpresa nos llevariamos!!!

    Respecto a lo del Beti Jai, más de lo mismo, ¿quien pensaria que tras esa gris fachada se esconde tal tesoro? Desde aqui os animo a todos a que colaboreis en la recogida de firmas en la siguiente direción: http://www.peticionpublica.es/PeticaoVer.aspx?pi=BETIJAI

    Un pequeño grano de arena puede ayudar a construir una muralla muy alta, y creo que nuestro amigo Igor Gonzalez lo esta haciendo muy bien. Ánimo con ello!!!

    Sobre el libro tanto la fnac como el corte pueden conseguirlo mediante encargo en cualquier parte de España, lo único que se demorará un poquito. Seguro que no hay problemas.

    La pierna sigue aqui escayolada y por ahora va para largo, pero bueno como se dice, no hay mal que por bien no venga, algo estoy aprovechando.

    Intentaré día a día decubriros pequeños tesoros de esos que madrid tan bien ha guardado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Así como no se tendrían que haber derribado muchas de nuestra joyas arquitectónicas, espero que el derrumbe de tu escayola se produzca lo mas pronto posible, así que cuídate.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Domingo y Sindo.

    Como muchos otros lugares tristemente desapareció. Relamente no era un local con un aforo gigantesco ni con unos lujos sin igual, pero creo que era especial, muy sencillo y funcional, lo que realmente nos conduce a las bases del racionalismo. Una verdadera pena que como tantos otros terminase convertido en escombros para dejar lugar a las nuevas
    generaciones.

    Lo de mi pata parece que al menos hasta el viernes no se caerá asi que seguire con las muletillas.

    Muchas gracias a todos.

    ResponderEliminar
  5. Amigo es un lujo seguirte y recordar esos maravillosos locales en los que de niños soñamos tantas aventuras. Yo nací en el 51 y para el cine tengo mucha memoria. Recuerdo haber visto en este cine "La panadera y el emperador" de la saga de Sissi. Un abrazo y gracias por tu valioso trabajo.
    Que pronto te encuentres en perfectas condiciones.
    Javier (Arvikis)

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Javier.
    Yo no lo conocí, aun no había nacido cuando se derribó el edificio, pero desde luego creo que era el típico local sin lujos que servía de centro reunión para los niños y jovenes de la zona. !Que suerte lo que lo disfrutasteis! Es una lastima que este tipo de locales ya no existan y que ahora para ver una peli tengamos que pagar casi 1500 pesetas. !Así va el negocio!

    Un saludo y gracias.

    ResponderEliminar
  7. Lo que más me alucina de tus reportajes (además de la cantidad de datos) es ver las entradas y los programas de las películas. Pero ¿es que tienes un proveedor privado que se recorrió todos los cines y guardó esa documentación en una maleta del tiempo? ¡Je, je, je!.
    En serio, espectacular como siempre, David.
    Ponte buenito pronto y no nos des esos sustos, pero sí muchas alegrías con tus cines ¿vale?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Charo, gracias una vez más!

    Tu bien sabes de donde salen todas las cosas, tan solo hay que ordenarlas un poco y seguir el curso de la historia.

    Ojala me pudiera meter yo en esa maleta y volver atras. Tantos y tantos recortes e imagenes y no tengo nada original en mi propiedad, ni un misero cartel o una pequeña entrada de patio.

    Gracias a ti mi fan number one.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡pOR FIN ME LLEGÓ EL LIBRO! Enhorabuena. No he terminado de llerlo pero estoy devorándolo con verdadero interés.

    Algún día vas a tener que dedicármelo. Sigue así y espero que aldon día ¿DONDE ESTAN LOS CINES DE MADRID? se convierta en otro libro tanto o más interesante que este. Ya sabes que en Tarragona al menos venderás uno.

    Un abrazo y ánimo. Yo hace un año me rompí la tibia, el peroné y los ligamentos y aqui estoy, haciendo vida normal y corriendo, a pesar de los 6 clavos y las 2 placas.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Jordi, espero que te guste. Es un trabajo de muchos años hecho realidad. Quizás hoy con las nuevas tecnologias en el tema de hemerotecas digitales lo hubiera realizado en un tiempo menor y con más datos. Pero hasta aqui he llegado. De todas formas mi otro blog www.laciudadlineal@blogspot.com esta abierto para seguir ampliando la información.

    Muchisimas gracias Jordi y no dudes que te lo dedicaré.

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena nuevamente. Me he leído el libro entero y he de decir que había oído hablar del teatro de Ciudad Lineal pero desconocía por completo lo importante, grande y bien resuelto que estaba arquitectónicamente. Que lástima que cayera en manos de la piqueta porque su estilo modernista le hubiera dado hoy una importancia fundamental. Las fotos lo muestran realmente bonito, como era en si todo el proyecto de esta ciudad.

    Persevera en el blog y ante todo y antes de que se me olvide que te mejores y pases una feliz navidad!!

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias Jordi. Por todo. El teatro de la Ciudad Lineal es otra de ,las grandes y desconocidas joyas de la arquitectura modernista madrileña que desapareció fugazmente. Creo que algun día hablaré largo y tendido sobre ello en mis dos blogs.

    Un saludo y mil gracias.

    ResponderEliminar
  13. A todos los seguidores de este blog, así como a su creador. Mi deseo de felicidad y prosperidad, dentro de lo que cabe, para el año entrante.
    Y esperemos que la prosperidad de este blog sea inmensa.

    ResponderEliminar