NECESITO DE VUESTRA COLABORACIÓN.


Cualquier sugerencia, recuerdo o anécdota, así como material gráfico será recibido con gratitud. No dude en ponerse en contacto. Gracias a todos.

email: laciudadlineal@yahoo.es


TODOS LOS TEXTOS CONTENIDOS EN ESTE BLOG ESTAN PROTEGIDOS POR EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL.

18 de octubre de 2013

EL CINEMA ARGÜELLES (2ª Parte)

Visita la primera parte de esta entrada aqui.

Finalizada la contienda el barrio de Argüelles ofrecía una imagen desoladora. Su cercanía al frente había dejado un escenario de caos y destrucción que jamás se había podido imaginar. Era raro el edificio que no había sido alcanzado por un obús o por la metralla, en algunas ocasiones no quedaba más que los muros exteriores de los altos edificios que años antes engalanaban las calles de esta hermosa ciudad. Las vías estaban llenas de escombros y la frondosa vegetación de calles y parques había desaparecido.




    
           Cuatro aspectos de calles muy cercanas al cinema Argüelles en el año 1939.

El cinema Argüelles que Gutiérrez Soto había reconstruido en 1933 sufrió cuantiosos daños siendo el más perjudicial la rotura de una de las cerchas del tejado, lo que provocó la caída de parte de este sobre el patío de butacas y destruyó el falso techo de escayola y todo lo que había en su camino. En 1943 se presenta un proyecto de reforma para el local promovido por la constructora San Martín que se llevará a cabo y que dio como fruto el nuevo Cinema Argüelles.
Las fachadas del inmueble que habían sufrido serios daños se revocaron con mortero dejando sus paños lisos y coloreados en tonos rojizos sobre los que resaltaban los vértices almohadillados, las jambas y dinteles de puertas y ventanas y varias pilastras que se había pintado en blanco. En lo más alto de la fachada a la calle de Tutor unas letras de neón atraían la mirada de los transeúntes en las que se leía claramente Cinema Argüelles. Se conservaron las hornacinas de la planta principal y se instalaron persianas de madera en todos los huecos de las plantas superiores que serían ocupados por las oficinas de alquiler.


Fachada principal del cinema Argüelles a la calle de Tutor según el esquema presentado por el arquitecto en la memoria de marzo de 1943.

La crujía derecha se elevó una planta más igualando en altura ambas fachadas y confiriendo un aspecto más sólido al inmueble. Sobre la entrada principal a la sala situada en el centro de la fachada a Tutor se construyó una nueva y esbelta marquesina que resguardaba a los espectadores de las inclemencias meteorológicas. Las taquillas se siguieron manteniendo en su lugar original junto a la vuelta con Marques de Urquijo, mientras que la salida de emergencia que se encontraba en el extremo opuesto fue convertida en dos huecos rasgados idénticos a los de las taquillas y que servían de ventilación e iluminación para el aseo femenino.
En la calle del Marqués del Urquijo se conservaron dos de los cinco huecos de evacuación dejando el resto para un local comercial y entrada independiente a las oficinas de alquiler de los pisos superiores.


Fachada lateral a la calle del Marqués de Urquijo según el proyecto original. Salvo la ubicación de las taquillas y una de las puertas de acceso el esquema se realizó en su totalidad.

El interior del inmueble también fue completamente remozado, en esta ocasión se eligió un estilo más clásico y ornamental con lámparas de bronce y recargadas escofias y florones de escayola en los techos y parapetos de palcos y graderíos.
Se eliminaron los palcos de entresuelo dando más altura a los vestíbulos laterales y la sala se recortó dándole forma de embudo y omitiendo rincones y ángulos en sus vértices y disminuyendo su aforo de las 1400 butacas originales  a 984 de las cuales 674 se establecerían en la planta baja.  Las escaleras se mantuvieron en su lugar, siendo reformadas ya que con una anchura de 1,50 m eran más que suficientes para desalojar a los 310 espectadores que ocuparían las plantas superiores.
Se crearon dos patios, ampliando uno ya existente en el testero que servirían de ventilación para los aseos de caballeros situado al fondo vestíbulo lateral izquierdo y la cocina y servicios del café que se proyectó en uno de los locales anexos. El primero de estos patios profundizaba además hasta la planta de sótano donde se instaló la caldera de calefacción y carbonera quedando el otro del extremo opuesto cegado en la planta baja. Los aseos de señoras se instalaron bajo uno de los descansillos de la escalera y en el otro extremo de forma simétrica se dejó espacio para las taquillas y la contaduría. El resto de la planta lo ocupaban el portal correspondiente al nº 13 de Marqués de Urquijo de acceso a la planta superior y el café restaurante. El patio de butacas seguía manteniendo cuatro pilares de sustento de los pisos altos pero la acertada distribución de las localidades impidió la pérdida de visión de la proyección.



Planta baja y sótano del reformado cinema Argüelles.

Seis puertas, dos al fondo y cuatro laterales servían de desalojo de la sala hacia los vestíbulos todas con cortinajes y puertas que se abrían hacia el exterior para evitar aglomeraciones en caso de siniestro y que como detalle poseían un pequeño ojo de buey.
El interior de la sala había sido completamente reconstruido, las paredes se habían adornado con un alto zócalo de madera coloreado en tonos oscuros. Sobre este los altos muros formaban recuadros de escayola que enmarcaban los apliques de bronce con lámparas de incandescencia. Los parapetos y los techos se decoraron con recargadas molduras de escayola y se colorearon con pan de oro dándole un aire más señorial y sobrio al local. En el centro del alto techo se colocó una gigantesca lámpara de bronce y cristal. La pantalla que se encontraba tras un tupido telón de terciopelo rojo poseía un pequeño estrado y una embocadura decorada con abultados de escayola que escondían el resto de la iluminación indirecta del local.
El falso techo de escayola que cubría el patio de butacas se construyó más bajo que su antecesor eliminando las localidades de entresuelo y dejando una única rampa de principal mejor acondicionada. 


Planta primera del nuevo cinema Argüelles, obsérvese una idéntica disposición de vestíbulos y escaleras respecto a la planta baja.

La planta primera había sido distribuida de la misma forma que la baja, dejando a espaldas de los tiros de escalera los aseos masculinos y femeninos. Al tener una rampa de entresuelo muy pronunciada se aprovechó el espacio que quedaba bajo esta para instalar dos almacenes y las oficinas de dirección. Los dos vestíbulos laterales de descanso eran idénticos a los de la baja y al fondo del situado a la izquierda se instaló el botiquín y los aseos para empleados. Desde estos dos vestíbulos se podía acceder a las localidades de entresuelo por medio de cuatro huecos, dos a cada lado de la parte más baja de la rampa. A ambos lados del hueco al patio y de forma longitudinal se habían instalado una fila de butacas ocupando el antiguo espacio de los palcos. En total 310 espectadores que podían disfrutar de la sesión repartidos en cómodas butacas con una excelente visión de la pantalla.
 

Excepcional imagen del interior del cinema Argüelles en los primeros años 40. Obsérvese su decoración y los pilares de sustento que obstaculizaban la visión tanto en la planta baja como el la superior.




Planta segunda del cinema Argüelles.

El resto de la planta primera se destinó a oficinas de alquiler con acceso independiente desde el portal. La planta segunda a la que se accedía por medio de uno de los tiros de escalera estaba ocupada tan solo por la cabina de proyección del cinematógrafo, cuarto del proyeccionista, y un aseo para empleados.
Sobre el vestíbulo del lateral izquierdo se estableció una gran azotea que además daba luz a un almacén.


El resto de la planta se ocupó por las oficinas de alquiler al igual que la totalidad de la planta primera.
En la parte interior y resguardado por las crujías frontal y lateral se reconstruyó el tejado, con cerchas de hierro y tabicón de ladrillo sobre el que iría colocada la teja plana, quedando un amplio espacio vacío que servía de cámara de aire entre el exterior y el interior del inmueble.
  




Sección longitudinal y trasversal del nuevo cinema Argüelles. En anteposición al proyecto original se deshabilitó la planta segunda donde se encontraba el gallinero pasando a formar parte de las oficinas de alquiler.

La reforma se realizó utilizando los más modernas sistemas constructivos e introduciendo materiales como el hormigón armado para sustituir antiguos forjados de hierro y fábrica de ladrillo.


El nuevo cine Argüelles estaría terminado para finales de 1943 inaugurándose oficialmente el día 8 de diciembre con la película “Matrimonio original” ( Mr & Mrs Smith. 1941) dirigida por Alfred Hitchcook.
La productora Filmófono arrendataria del local proyectaría de aquí en adelante muy buenos programas dobles a precios muy bajos.
Era muy frecuente ver una larga cola de espectadores que daba la vuelta a la esquina de Marqués de Urquijo.



Excepcional imagen del Cinema Argüelles días antes de su reinauguración en 1943.

El nuevo y flamante edificio del cine Argüelles era visible desde gran distancia, más aun cuando su luminoso colocado en la esquina lucia y atraía a los espectadores.


Un aspecto de la zona en los años 40, cuando gran parte de los inmuebles ya habían sido reconstruidos o derribados dando como fruto solares como se aprecia en la imagen. Se ve parte del tejado del nuevo cinema Argüelles y la terraza lateral que hacia medianería con la finca colindante.

Se reformó en varías ocasiones cambiando sus butacas por otras más modernas, sus proyectores por otros de tecnología más avanzada y sobrevivió con maravillosos programas dobles en sesión continua durante más de 30 años. Y aunque su fachada se fue deformando por las carteleras que lo envolvían el edificio se conservó sin grandes cambios. Aunque tuvo grandes competidores como el Urquijo instalado algunos metros más abajo en la misma calle, o el moderno Princesa a dos pasos de allí, o el Quintana, en la calle del mismo nombre, no fue hasta los años 70 cuando comenzó a verse como un cine de segunda, que poco a poco fue perdiendo clientela. En 1973 se anuncia su cierre y en 1974 se derriba dejando un gran solar donde se levantaría un gran edificio de viviendas.



        Dos imágenes aéreas con diez años de diferencia, en la primera tomada hacía 1962 se aprecia el gran tejado del cine y en la segunda correspondiente a 1975 aparece el solar que dejó el edificio.

Ya no existe ninguno de los anteriormente mencionados locales, pero sin duda, el que más solera tenía y el que ninguno de los primitivos vecinos de la zona olvidará sera el querido Cinema Argüelles.



Una imagen de la zona donde se ve el gran inmueble que dio como fruto la demolición del Cinema Argüelles.


Agradecimiento especial a:

Historias Matritenses historiasmatritenses.blogspot.com

Filmoteca Nacional.

7 comentarios:

  1. Como siempre, mi más sincera enhorabuena. No sé como consigues tantas y tan buenas fotos. Eres el crack numero uno del cine madrileño. A ver cuando te dan un GOYA de honor que te lo mereces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jordi. La verdad es que el cine Argüelles ha sido siempre uno de mis favoritos, la incógnita de sus fachadas y de su localización la desvelé hace poco cuando descubrí estas fotos que acompañan el post. La verdad es que fueron difíciles de localizar. En una obra de los años 80 publicada por la Filmoteca Nacional aparecían algunas imágenes de las piezas que componían su fondo además de las cintas. Entre estas cosas aparecía un pequeño folleto de la maraca Filmófono en el que se anunciaban los locales que la empresa utilizaba para la exhibición de sus películas, entre ellos el Argüelles, Elcano, Voy a algún otro con una imagen del interior y otra de su fachada. Asi fue como descubrimos la tan desconocida fachada del cinema Argüelles. Espero poder seguir sorprendiendos durante mucho tiempo, porque hay mucho material todavía.

      Un abrazo y gracias por tus comentarios

      Eliminar
  2. No tenía ni idea de la existencia de este cine y te doy las gracias por mostrárnoslo, David. Lo que sí recuerdo de mis años mozos era que a la calle M. de Urquijo le llamábamos "el tontódromo" por la cantidad de pijines que pasaban las tardes subiendo y bajando por ella, uniformados con el mismo tipo de ropa. Eso era en los sesenta y setenta.
    Magnífica entrada y estupendas fotografías.
    Un gran beso y sigue, que ya te echábamos de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona Charo, entró en span y no lo vi hasta hoy.

      Era un local muy importante durante su existencia, más que nada por su gran aforo, aunque en su última etapa se vio ensombrecido por los nuevos locales mucho más modernos que tu si que recuerdas como el Princesa.
      Además, que leches, si tu eres muy joven para haberlo conocido.

      Un beso y gracias por acordarte de mi.

      Eliminar
  3. como siempre, excepcional labor de documentacion. Tantos y tantos cines a habido en Madrid, y algunos desaparecieron hace tantos años, que es dificil recabar informacion sobre ellos.
    Curioso este cine, y como otros tantos eran cines realmente buenos, grandiosos y decorados y construidos con exquisitez, cosa que hoy en dia ni se plantea. Fíjate que yo trabaje años como proyeccionista en el cine Gran Vía (hoy teatro) y era un cine realmente hermoso, en todos sus aspectos, era como un palacio, con unos frescos, unas arañas de luz, dos columnas de madera que trajeron de un pais de Africa, que bordeaban la pantalla, en fin...por lo menos se conserva, aunque sea como teatro.
    un saludo David

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena, por publicar estas fotos, me traen grandes recuerdos de infacia. Muchas meriendas asomada al balcón de la casa de mis abuelos sita en la C/ Tutor Nº40, viendo el trasiego de la gente que entraba y salia del cine.
    Según contaban mis abuelos, una de las primeras bombas que cayo en Madrid, durante la guerra civil fuel la causante del derrumbe de gran parte del cine.. en la esquina opuesta al cine, haciendo esquina con Marques de Urquijo, había un "palacete" era precioso, pero la especulación y no se que leyes hicieron que desapareciese para construir una mole de pisos, quitaron al barrio sus Boulebares.... eran una preciosidad, el barrio de Pozas, los trambias y si me lo permites un recuerdo mas de mi infancia era sentarme en el balcón de la casa de mis padre en Marques de Urquijo1 con los pies colgando y ver "al guardia de la porra" en una especie de altillo organizando el tráfico.... Siempre me he preguntado porque no hay fotos antiguas donde se vea Marques de Urquijo Nº1, todas estan realizadas hacía los Almacenes Argüelles. Me encantaria saber si existe alguna foto.
    Gracias por este recuerdo

    ResponderEliminar
  5. Muy buen blog. Quiero recordar que en Moncloa Arguelles estaban los cine: Arguelles, Urquijo, Pelayo, Emperador, California, Iris ( cine de verano, Apolo, Vallehermoso, Magallanes, Quevedo, Viriato, y alguno más qiue no recuerdo, con contar los que comenzaban desde Quevedo por la calle Fuencarral.
    Si alguien recueda alguno más lo podría numerar. Gracias a todos.

    ResponderEliminar